Senra, 7 - 9, 2º A. 15702 Santiago de Compostela - A Coruña - Spain - Tel.: +34 981 56 90 40 - Fax: +34 981 57 28 67
 

Santiago, apóstol de Cristo conocido por Baanerges (Hijo del Trueno), predicó en España según la tradición, apareciéndosele la Virgen en el Pilar. Al regresar a Palestina fue decapitado por Herodes Agripa, sus discípulos embarcaron el cuerpo en el puerto de Joppe y navegaron hasta Galicia enterrándolo en un mausoleo al pie de Libredón. Las guerras y la despoblación hizo que este lugar de culto cristiano quedara olvidado (Cronicón Iriense).

A comienzos del s. IX, el obispo de Iria, Teodomiro que luego quiso enterrarse al lado del apóstol, reconoció que las redescubiertas reliquias eran las de Santiago y las de sus discípulos Atanasio y Teodoro. Alfonso II visitó el lugar mandando erigir una primera y modesta basílica luego sustituida por otra mayor en tiempos de Alfonso III.

Sus discípulos embarcaron su cuerpo y navegaron hasta Galicia, sepultándolo en un lugar donde más tarde se edificó la Catedral de Santiago, que se convirtiría en lugar de culto y peregrimación para la Cristiandad.

Tras la razzia de Almanzor en el año 997 y la reconstrucción del segundo templo, el patronazgo de Santiago contra el Islam empieza a surtir efectos, se instituye el Voto y refuerza el papel del reino de León, un camino de estrellas comienza a guiar a los peregrinos hacia el occidente, los milagros se suceden.

Diego Peláez comienza la catedral románica (1075). Con Gelmírez se alcanza la mayor esplendidez del culto, se engrasa el relicario y consigue la dignidad arzobispal. Calixto II instituyó la gracia del Año Santo Compostelano, anterior al romano, confirmada por la bula de Alejandro III Regis Aeterni (1179). Se consigue así un jubileo extraordinario cada vez que la fiesta del apóstol (25 de julio) cae en domingo, resultando una periodicidad de cada 6-5-6 y 11 años, respetando este siglo los de 1993 y 1999.



CAMINO DEL NORTE

Otra vía, independiente del sistema anterior, llegaba asimismo del país galo sirviendo a la zona costera atlántico- cantábrica. Nos referimos al denominado “Camino del Norte” que, en España, recorre sucesivamente Vasconia, Cantabria y Asturias, antes de entrar en Galicia, donde termina injerta en el “francés” antedicho.

 

CAMINO PORTUGUES

Había, asimismo, un “Camino portugués” por donde llegaban los peregrinos de ese país y otro más, llamado “Vía de la plata”, de antiguas connotaciones romanas, utilizado por quienes procedían de la zona sur-occidental de España.

 

 

RUTAS MARÍTIMAS

A todos deben agregarse las “rutas marítimas” que, partiendo de diversos puertos atlánticos europeos, aportaban peregrinos a otros gallegos desde donde accedían a Compostela mediante enlaces terrestres.

En ellas se realiza una evocación especial del traslado del propio cuerpo del Apóstol, que llegó por mar, desde las costas palestinas, penetrando en Galicia por la ría de Aurosa, hasta Padrón.